¿Por qué ganó Donald Trump las elecciones?

por | diciembre 2, 2016

Si hay un tema candente que agrada o enfada al público en general, ese es el de la victoria del republicano Donald Trump en las pasadas elecciones a la presidencia de los Estados Unidos. Pocos podían imaginar hace unos meses que aquel hombre con un discurso cargado de tintes machistas, xenófobos y homófobos pudiera calar hondo en una sociedad americana que eligió a Obama hace relativamente poco como dirigente de su país. El mismo país que ahora ha decidido mostrar su apoyo a mrvpg Trump y celebra su victoria festejando en calles y de manera abierta. No obstante, siguiendo el dictamen de las encuestas pocos podían imaginar este desenlace. El motivo puede estar en que socialmente resultaba muy poco popular mostrarse abiertamente defensor de los ideales de Donald Trump. Es de imaginar que muchos encuestados decidieron dar el nombre de su rival Hillary Clinton pese a que finalmente acabaron votando justo lo contrario.

¿Podrá cumplir sus promesas?

En cualquier caso, al margen de resultados más o menos esperables, el mundo hoy permanece con la incertidumbre de saber si todas las reformas y propuestas expresadas durante la campaña de Donald Trump se verán materializadas en los próximos meses. Así mismo, buscando entre los motivos de dicha victoria, nos encontramos a que en los últimos días previos a las elecciones se vivía un estado de desencanto general en cuanto a los dos candidatos principales. Si de Trump está claro que determinadas declaraciones han resultado tremendamente polémicas y ha perdido seguidores por el camino pero ganado otros muchos, Hillary Clinton no ha conseguido arrastrar el suficiente número de votos para convertirse en la primera mujer presidente de los Estados Unidos. Para muchos demócratas no era la candidata ideal para el puesto, ya que recordaba en exceso un modo de hacer política algo anticuado y atado totalmente a su imagen pública como primera dama durante la presidencia de su marido Bill Clinton.

Parece que el lenguaje desvergonzado de Trump ha sido traducido por miles de estadounidenses como un perfil de realismo que ansiaban ver en un candidato a la presidencia del país. Desde luego que es criticable determinadas actitudes del nuevo presidente, pero lo que nadie pondría en duda es la veracidad de sus palabras teniendo en cuenta la persona que las pronuncia. Se trata de un hombre con un discurso en el que confía de principio a fin, y esto ha podido ser un factor clave a la hora de decantarse a lanzar el voto hacia el bando republicano. Es probable que a Donald Trump lo ames o lo odies, pero lo que es cierto es que su principal rival no ha conseguido despertar emociones entre el pueblo americano, por lo que su discurso ha quedado algo olvidado y no ha sido relevante para muchos votantes que acudieron a dar su apoyo a Trump. Tampoco debemos obviar el hecho de que para determinados sectores sería una auténtica locura que una mujer fuera la nueva presidenta de los Estados Unidos, por lo que aunando todas estas razones, la victoria de Donald Trump tampoco ha sido la sorpresa que nos han tratado vender durante los últimos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *